"Siempre autónoma. Por mi patria educaré."
Bienvenido(a)
Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades > Boletín
UASLP

 

Boletín agosto 2017.

​ ​

Donación de libros de la UNAM a la FCSyH

El Director del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM, Dr. Pedro Stepanenko, hizo una donación que consiste en 71 volúmenes producidos en el IIF-UNAM. Reconocemos la gestión realizada por el Dr. Roberto Ornelas, PTC de la Licenciatura en Filosofía de nuestra Facultad, para la contribución de la UNAM con este material, el cual será de vital importancia no solamente para los alumnos, sino también para las labores de docentes e investigadores de la FCSyH.
 
En Entrevista
Leticia Medellín
Egresada de Geografía, Premio AMER a mejor tesis de licenciatura
Entrevistador José Miguel Sardiñas: Leticia Medellín es recién egresada de la Licenciatura en Geografía de nuestra Facultad; viene del estado donde reside, Guanajuato, para platicarnos acerca del premio a la mejor investigación del campo mexicano. 
Entrevistada Leticia Medellín: Gracias por la invitación, estoy muy interesada en compartirles mi experiencia.
JMS- Quisiera que nos comentaras primero un poco sobre tu formación.
LM- Yo pertenezco a la generación 2010-2014.
JMS- ¿Por qué viniste a estudiar a SLP?
LM- Desde que estaba en preparatoria, estuve buscando universidades que ofertaran la licenciatura, y por la calidad que ofrece fue que la elegí y creo que no me equivoqué.
JMS- ¿Qué te  hizo elegir la carrera de Geografía?
LM- Tenía el interés de conocer cómo eran los procesos del medio ambiente en relación con el ser humano. Empecé a hacer pruebas vocacionales y siempre resultaba Geografía como la licenciatura para la que tenía aptitudes.
JMS- ¿Cuánto tiempo te llevó hacer la tesis?
LM- Un año y tres meses, hice trabajo de gabinete y también de campo en cuatro rutas en el estado desde el altiplano, zona media, zona centro, hasta zona huasteca. Fue un trabajo de campo general y significativo porque pude identificar las problemáticas.
JMS- Para todos los que no somos geógrafos, ¿nos podrías decir qué son las áreas de temporal?
LM-Temporal es una modalidad de agricultura, consiste en que depende de la lluvia de temporal y esta lluvia está muy relacionada con el cultivo que se desarrolla de tres a cuatro meses.
JMS- ¿Y qué son las áreas de temporal según nivel de restricción?
LM- Es el título de mi tesis, se refiere al interés que tenía por identificar dentro de las áreas agrícolas de temporal los niveles de restricción: las áreas más críticas y qué problemas tenían. Empecé a evaluar todos los ámbitos que influyen dentro de esta actividad y traté de evaluar su nivel de restricción.
JSM- ¿Dónde se ubican las principales áreas que más aportaron a tu investigación?
LM- Dentro de mis resultados, el nivel más crítico y con más problemática para el desarrollo de la agricultura de temporal fue en el área del altiplano. Ahí existen más características; por ejemplo, está restringida la lluvia, los suelos son poco fértiles…
JSM- ¿Qué impacto puede tener esta investigación en la agricultura del estado?
LM- Es un aporte en cuanto a que las instituciones se pueden beneficiar de esta información; contribuye a localizar las áreas para alguna ayuda social, ya que evalúa las áreas agrícolas de una manera integral.
JSM- ¿Cómo ves la agricultura en San Luis en relación con otros estados cercanos?
LM- San Luis tiene particularidades muy distintas a los otros estados; en la zona huasteca puede haber producción más redituable, pero en otras áreas las parcelas son muy pequeñas y por eso tienen menos redituabilidad. Depende de las características de cada zona en el estado; puede haber algunas adaptaciones para que se desarrolle de una forma adecuada.
JSM- Acerca del premio AMER sobre investigación del campo mexicano, ¿en qué consiste el premio, qué objetivo tiene, qué solvencia académica o científica?
LM- Obtuve el premio de tesis a nivel licenciatura José Luis García y Medina. El objetivo de esta convocatoria es reconocer la calidad de trabajos de investigación inédita. El jurado evaluador estuvo integrado por especialistas de la UNAM, la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco, El Colegio de México, entre otras.
Este premio fue un reconocimiento a mi compromiso con la investigación. Siempre tuve como meta hacer un trabajo de calidad con el firme compromiso de divulgarlo. Este tipo de eventos permite divulgar los trabajos que se hacen en esta Casa de Estudios. Estoy muy orgullosa de haber representado a la Universidad.  Aprovecho para reconocer y agradecer a mis asesores de tesis: a la Mtra. Xochizeltzin Castañeda Camacho, al Dr. Óscar Reyes Pérez y al Dr. Miguel Aguilar Robledo.
JSM- ¿Alguna sugerencia que puedas dar a tus compañeros y estudiantes de la Licenciatura en Geografía?
LM- Que busquen las oportunidades porque hay oportunidades grandísimas que pueden hacerlos crecer en su vida personal y académica, y es muy importante aprovecharlas.
 

 
CALENDARIO AGOSTO
  • 09 de agosto: inscripciones PELTSC
  • 21 de agosto: inicio de cursos

Los aires, aguas y lugares en las Antigüedades de la Nueva España

Vol. 13, núm. 2, 2008, pp. 241-258 Instituto Colombiano de Antropología e Historia Bogotá, Colombia

por Enrique López Delgado, Universidad Autónoma de San Luis Potosí


RESUMEN

Francisco Hernández protagonizó, hacia 1570, una de las empresas científicas más importantes de la época moderna. Como parte de esta expedición recogió información sobre aspectos aparentemente ajenos a su formación científica; observó con peculiar maestría hechos que hoy reclamarían la historia o la antropología. En su observación a la cuenca de la Ciudad de México, plasmada en sus Antigüedades de la Nueva España, dejó un peculiar legado sobre los conceptos que la época le dictó, vigentes de alguna manera, acerca de la influencia del medio físico sobre el hombre.

Descargar el artículo completo


 


¡No pierdas detalle de lo que pasa en las Ciencias Sociales en México!

Suscríbete al boletín de la COMESCO y recibe semanalmente noticias de: cursos de actualización, congresos, conferencias, convocatorias ¡y más!
¿De dónde eres?
Soy de la Ciudad de México, del centro histórico para ser más exactos.

¿Cómo
llegaste a San Luis Potosí?
Estaba trabajando como Profesor-investigador en la UAM-Iztapalapa y un colega de la UNAM me informó que estaban abriendo la Licenciatura en Filosofía aquí en la UASLP; me llamó mucho la atención que en tiempos de crisis hubiera una universidad que apostara por abrir una licenciatura en filosofía, realmente eso es extraordinario porque la tendencia nacional desde hace algunos años más bien es a cerrar los departamentos de filosofía o a fusionarlos con otros programas de licenciatura. Así que concursé y afortunadamente gané la plaza.
 
¿Qué estudiaste y dónde?
Estudié Filosofía, desde la licenciatura hasta el doctorado, todo en la UNAM.
 
¿Cumplió todas tus expectativas la carrera de filosofía?
Es muy difícil que con 17 o 18 años, cuando saltas a la licenciatura, tengas las expectativas adecuadas sobre qué quiere decir estudiar filosofía (a menos que seas una persona muy madura e informada, que no era mi caso); además, incluso si tienes las expectativas adecuadas, aun así te vas a confundir debido a la pluralidad de enfoques filosóficos que hay en el mercado y entre los cuales tienes que elegir. Yo me acerqué a la filosofía por algunas razones en particular y después me di cuenta de que esas razones no eran precisamente como yo las pensaba. Ahora me doy cuenta de que la manera en que uno se aproxima a la filosofía es muy azarosa: a veces uno se acerca a la filosofía por algún libro que le hace reflexionar de manera distinta a como lo venía haciendo, o por algún autor que trabajas y cuyos postulados te subyugan, o también por algún buen profesor que te despierta el apetito por la filosofía. Este último fue mi caso, aunque de una manera extraña: curiosamente yo tuve un pésimo profesor de filosofía en el bachillerato, quiero decir, ¡verdaderamente malo!, me hacía alejarme de la filosofía, pero tuve, en cambio, un excelente profesor de cálculo, con quien cursé una de las clases más gratas que recuerdo en toda mi carrera académica. Me gustaban bastante las matemáticas, entonces mi aproximación a la filosofía fue por allí.  Al finalizar el ciclo escolar, recuerdo que me acerqué a ese profesor y le dije que quería estudiar matemáticas, él era matemático de formación y me dijo:
-¿Estás seguro? Es algo muy complicado, son años de trabajo muy duro.
Y yo dije: “¡Sí, sí, sí!”
Y en esa charla improvisada él empezó a hacerme preguntas como: ¿pero por qué te interesan las matemáticas?, ¿qué áreas de las matemáticas te gustaría trabajar?, y poco a poco me hizo ver que en realidad lo que me interesaba era el lado filosófico de las matemáticas; su opinión pudo más que la devaluada imagen que tenía de la filosofía. Entonces cuando entro a la licenciatura mis expectativas eran muy bajas; bueno, supongo que esto le pasa a todo el que entra a estudiar una disciplina desconocida: todo es nuevo, hay cosas que te gustan, hay cosas que no y poco a poco te vas abriendo camino entre las que te gustan hasta que te sientes cómodo con lo que haces.
 
¿De dónde es tu familia? 
Mi familia es de la CDMX, pero mis abuelos paternos vienen de Jalisco y los maternos, de Tlaxcala. Tengo cinco hermanos, yo soy el penúltimo: somos tres hombres y tres mujeres.
¿Qué te gustó del cambio al venir a SLP?
Fue un cambio difícil, pero la verdad es que ahora veo las ventajas de vivir en una ciudad que no es una megalópolis como la CDMX: aquí me gusta, por ejemplo, que todo es a escala humana, puedo venir a la universidad o ir al supermercado en bicicleta y en 20 minutos estoy en mi casa, es decir, las distancias son cortas y eso te da una calidad de vida que no tienes en las grandes ciudades. ¡Aquí el tiempo rinde más! ¡Aquí es un poco más tranquilo todo!
Entonces sí, al principio me costó trabajo, pero no tanto por la ciudad, sino más bien por dejar a mis amigos, mi familia, mi vida cotidiana allá; pero bueno, ya llevo un año y medio aquí y la verdad es que toda la gente me ha tratado muy bien y me estoy adaptando bien.

¿Cuáles son tushobbies?
Te lo voy a confesar: lo que más me gusta hacer es practicar el ciclismo, aunque siento que llegué un poco viejo a él; me hubiera gustado llegar con 10 años menos y con más energía. Pero eso es lo que hago todos los días, se ha convertido en una forma de vida desde varios años antes de llegar a San Luis.
Ahora tengo aquí en San Luis un equipo amateur con el que entreno todos los días terminando la jornada laboral y ya después llego a casa supercansado, hago un par de cosas para el trabajo del día siguiente y ¡a dormir!
Aunque la verdad no me gusta mucho la palabra “hobby” porque pareciera que es lo que haces cuando te queda algo de tiempo libre y lo que te digo del ciclismo lo trato de hacer parte de mi ritmo cotidiano, por ejemplo, hago el 100 por ciento de mis recorridos diarios en bicicleta, no tengo coche, detesto los coches (deshumanizan las ciudades y vuelven obesas a las personas), además también trato de incorporar el ciclismo en mi vida profesional. Ahora estoy empezando a explorar una nueva rama de la filosofía que se llama “La filosofía del deporte”, donde intento mostrar cómo el deporte y la disciplina física tienen implicaciones relevantes para la ética, la psicología y la epistemología, es algo que está ya en los griegos y que yo intento actualizar. Precisamente voy en septiembre al Congreso de la Asociación Latinoamericana de Filosofía Antigua a hablar de estos temas. Con esto trato de vincular esas discusiones con lo que hago en mi vida cotidiana. Entiendo que la gente diga que el ciclismo amateur es un hobby, pero yo trato de que permee prácticamente todas las esferas de mi vida.
 
¿Qué otra actividad te apasiona?
Me gusta mucho leer. Es curioso porque en mi adolescencia, que creo es cuando uno tiene que desarrollar los hábitos de lector, me daba pereza y ahora disfruto mucho de la lectura y… no sé… me gustan muchas otras cosas (se ríe). Con la lectura sí creo que se trata de un hobby: lo hago cuando tengo tiempo libre, a veces cuando ya me fastidié de leer textos académicos y me paso a leer algo de literatura (me gusta mucho la literatura contemporánea, desde Houellebecq hasta Morabito) y para conciliar el sueño trato de leer 4 o 5 páginas.
 
¿Qué te apasiona de tu profesión?
Varias cosas. Primero, y  aunque supongo que lo que voy a decir es un lugar común y no sé qué tan sincera sea mucha gente cuando lo dice, yo puedo jactarme de hacer lo que realmente me gusta: no es un trabajo que padezca, me gusta trabajar con los jóvenes, me gusta tener esa interacción intelectual en el aula que posibilita la filosofía y, bueno, lo que más me gusta de mi profesión es poder dialogar con otras personas de otros lugares, de otras épocas, con ideas divergentes y enriquecer mi manera de entender la filosofía y sus problemas. Me resulta muy graciosa esa idea trasnochada del filósofo como alguien que está en su oficina encerrado trabajando con sus ideas y no tiene nada que ver con la realidad… creo que ya hace tiempo que superamos esa imagen solipsista de la filosofía, ¡espero que ya nadie crea que eso es un filósofo!
Ahora los filósofos trabajamos con un ojo puesto en la evidencia empírica que nos proporcionan las ciencias duras, en grupos de investigación interdisciplinarios en los que hay sociólogos, antropólogos, historiadores, biólogos, etc.; supongo que la mayoría de las profesiones tienden hacia la interdisciplinariedad, pero me gusta pensar que la filosofía tiene un carácter social inalienable.
 
 
¿Cuál es tu filosofía de vida?
En los últimos años me he acercado a la filosofía antigua, en particular a esta idea clásica de tratar a la filosofía como una “forma de vida”, y aunque considero que es una idea que está sobrevalorada en la academia, creo que parte de una intuición acertada: tratar de que lo que trabajas teóricamente se inserte en tu vida cotidiana lo más que se pueda. Claro que es imposible que esté en todas las acciones cotidianas, pero sí tratar de hacerla algo que se inmiscuya en tu vida más allá de cuando nos vamos de la Universidad hacia nuestras casas y a la vida cotidiana. En ese sentido es que creo que Aristóteles decía que la filosofía no era para los jóvenes, sino para alguien maduro capaz de llevar la filosofía a la vida cotidiana; yo creo que no es tan así, veo a mis estudiantes genuinamente preocupados por problemas cotidianos en los que la filosofía podría ofrecer ayuda. Me gustaría que ellos se acercaran a las doctrinas filosóficas de la Antigüedad que promueven hacer de la filosofía algo que sale de la academia y se convierte en algo cotidiano, sobre todo en estos tiempos de crisis con tantos problemas (machismo, violencia, desigualdades, etc.), creo que una buena dosis de filosofía nos beneficiaría a todos.
 

 
Sugerencias de snacks saludables
¿Necesitas más opciones?
Visita este link
Ceremonia de despedida a estudiantes que participan del programa de Movilidad Estudiantil agosto- diciembre 2017
 
   

Copyright © FCSyH 2017, All rights reserved.


Our mailing address is:
csyhuaslp@gmail.com

​​​​​​

Información Adicional
Enlaces Relacionados
Programas Institucionales
Accesos

UASLP

Universidad Autónoma de San Luis Potosí

Campus Oriente de la UASLP Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades Av. Industrias #101-A Fracc. Talleres CP 78399 San Luis Potosí, S.L.P. México Tel: +52 (444) 832 10 00 ext. 9218​

© Todos los derechos reservados.

UASLP

Universidad Autónoma de San Luis Potosí

Campus Oriente de la UASLP Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades Av. Industrias #101-A Fracc. Talleres CP 78399 San Luis Potosí, S.L.P. México Tel: +52 (444) 832 10 00 ext. 9218​

© Todos los derechos reservados.